Rajoy y la habitación de los lloricas

avatar nuevo

Rajoy está de los suyos hasta el moño o más arriba, y es por eso que ha mandado hacer obras en Génova, lo de si las va a pagar con dinero de la Caja B o con el de la A es harina de otro costal. La estancia que ha encargado es lo que en los domicilios de todos los españolitos de a pie conocemos como “la habitación de los lloricas”.

Los resultados del 24M trajeron demasiadas incertidumbres en Génova, encajar que eres el partido más votado y no puedes gobernar no es fácil de digerir, sobre todo para quienes van de prepotentes y soberbios por la vida como es el caso de la mayoría de los que han dejado de tener poder territorial.

El caso es que los Barones que se han quedado para vestir santos se han ido a llorarle a Rajoy. Éste les prometió cambios a la mayor brevedad posible, y los hizo, vaya si los hizo.

Al partido le ha hecho un tuneo de “chapa y pintura” por encima, que lo de rascar lo viejo y poner otro color requiere mucho esfuerzo y tiempo. El Presidente del Gobierno carece de los citados elementos, ya que no le deja tiempo tanto viaje a Bruselas para decir que de condonar a Grecia la deuda nada de nada, que a España eso le cuesta guita y no estamos para dispendios. Lo de que los griegos tengan el vicio de comer al menos una vez al día, y si pagan el préstamo que le hizo la UE no pueden llevarlo a la práctica, no parece ser que sea un matiz que le importe mucho a Merkel y compañía.

Volviendo a Rajoy y sus Barones que nos vamos del tema, si es que esto de las deudas y el comer nos despista.

Los mandamases del PP ni queriendo han entendido la jugada de Rajoy en el partido, por lo que le exigieron una remodelación del Gobierno con la idea de ser colocados como Ministros como pago por los favores prestados. El Presidente del Gobierno les dijo que estaba en ello, y en ello estuvo, cambio a Wert por Méndez Vigo con la idea de hacer callar los lloriqueos, pero no, no ha sido suficiente.

Margallo, Sáenz de Santamaría, Feijóo, Cospedal, Rudi, Pedro Sanz, Sánchez Camacho y compañía han seguido llorando, tan fuerte que han despertado a Aznar. El que fuera Presidente del PP no necesita mucho para despotricar contra Rajoy, se ha quedado más que a gusto diciendo que al partido habría que hacerle una profunda remodelación y no un lavado de cara estético. La lengua viperina de Expresidente del Gobierno ha escocido, como casi siempre que abre la boca.

En este orden de cosas la situación está en que los Barones lloran que se adelanten las elecciones como última baza para pillar cacho. Rajoy está hasta los mismísimos de tanto lloriqueo por lo que ha encargado que en Génova se construya una “habitación de los lloricas”. Si alguno cree que puede ir a Moncloa a llorar que se vaya olvidando, allí hace tiempo largo que se construyó la mencionada estancia.

Una última cosita antes de irnos, lo de adelantar las elecciones puede que no haya caído en saco roto. No nos las demos de marisabidillas con este tema que con Rajoy y su inmovilismo nunca se sabe.

Galiana

 

 

Anuncios

Acerca de Galiana

Escritora
Esta entrada fue publicada en Columna de opinión, Periodismo y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Rajoy y la habitación de los lloricas

  1. Pingback: Rajoy y la habitación de los lloricas | ...

  2. Veremos como respira, si es que respira este Mariano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s