¡Qué manía con querer enterrar el bipartidismo!

avatar nuevo

El bipartidismo aguantó más que nada porque nos da miedo cambiar, o tal vez porque la lucha nunca fue ésa, la idea era que el poder cambiara de color.

Por partes, que ya nos estamos amontonando y todavía seguimos de resaca electoral aunque estemos a martes.

El PP se creyó lo que no era. Durante toda la campaña electoral, por cierto como ETA ya no está para esconderse detrás de ella, ensuciaron la campaña lo que no está escrito haciendo ver que los demás son unos tramposos de mierda y ellos… de lo suyo no hablaron porque su lema es “si no se mienta no existe”. Vistos los resultados tenemos lo que tenemos, y ahora toca afrontar las generales que probablemente sean para septiembre más que nada porque si las alarga hasta noviembre puede que tensen la cuerda más de lo que deben.

El PSOE sabía que mantener la segunda plaza en el ranking era su objetivo. ¿Lo han cumplido? La respuesta depende de a quien le preguntes, como la feria, porque donde unos pueden sacar pecho otros mejor que ni asomen la gaita.

En Podemos han demostrado que han llegado para quedarse, pero que nadie haga la ola porque Pablo Iglesias esperaba más y los resultados, que no han estado mal, no han sido todo lo que ellos querían. Los de Pablo Iglesias tendrán que vender ahora a su seguidores que saben conjugar el pacto conjugar, y ya pueden ir empezando por Andalucía, plaza que han dejado para después de los comicios del pasado domingo y resulta que tienen lo mismo que antes para negociar.

Los de Albert Rivera saben que están ahí, que nadie les va a ningunear con sus resultados, que en muchos Ayuntamientos y CCAA son la clave para inclinar la balanza hacia una lista u otra. El problema de Ciutadans es, como el de casi todos, que las generales están ahí mismo y pactar con quien no debe les resta más que le suma lo cual es peligroso no, lo siguiente.

El desplome de IU estaba cantado. Sus votantes les han abandonado en masa, pero sus dirigentes ya lo sabían hace tiempo, no les ha pillado de sorpresa. Intentaron que la caída no fuera la que ha sido, pero algunas veces es imposible parar el tifón que se avecina.

Los de IU pueden consolarse como la gente de Rosa Díez. UPyD siempre fue un partido personalista, que aguantó lo que su lideresa, ésta no supo irse a tiempo y ha llevado a los suyos al abismo. De donde han caído es complicado salir, es más, podría ser que ni a las generales se presentaran porque la desbandada en estos días va a ser para nota.

El bipartidismo no se ha roto, tal y como algunos vaticinaban, ésos siguen empecinados en que la ruptura triunfará en las generales, nosotros lo seguimos dudando, pero tampoco apostamos por lo contrario que para enterrarlo hay que esperar a conjugar el verbo pactar y el kilo del mismo está a precio de cojón de mico.

Galiana

Anuncios

Acerca de Galiana

Escritora
Esta entrada fue publicada en Columna de opinión, Periodismo y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a ¡Qué manía con querer enterrar el bipartidismo!

  1. Al final sufriremos los de siempre

  2. Yo diría que el filo de pacto esta a cojón de pato viudo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s