Los divertimentos de Rajoy

avatar nuevo

Rajoy ha decidido dejar el plasma y tener un cara a cara con el personal. No ha sido una decisión suya, ya sabemos que le faltan arrestos para enfrentarse a periodistas y ciudadanos. La decisión viene impuesta por la estrategia de campaña, y alguien le ha soplado en la oreja que o hace lo que se ha planificado o no se come el turrón en Moncloa.

A priori todo esto debería resultar muy fácil, pero va ser que no. Tras la pátina de sencillez que aparenta ser la estrategia de campaña del PP se descubren los trapos sucios tanto en Moncloa como en la sede de los populares.

El Gobierno no es más que un nido de víboras, la amenaza de perder el poder les hace estar en guerra constante entre los “sorayistas” y los “rajoyistas”. La fuerza de los primeros es importante, pero los segundos ya saben que de vez en cuando, muy de vez en cuando, su jefe de filas da un golpe sobre la mesa y todo el mundo agacha las orejas no vaya a ser que con su dedo le mande a tomar vientos.

La guerra en Moncloa ha provocado que el asunto Rato les haya estallado en la cara en plena precampaña electoral dejándoles con las vergüenzas al aire.

A Rajoy la frialdad que reina en cada Consejo de Ministros se la trae al pairo, que se maten entre ellos si es menester, pero que no hagan ruido que eso le distrae de su ensimismamiento.

Por si esto no fuera para nota, que lo es, en Génova las aguas no bajan precisamente calmadas. Los puñales se clavan por la espalda, los Judas aguardan en agazapados en cualquier cena, las traiciones se mascan en el ambiente, y el miedo a que le muevan la silla a uno en cuanto se descuide es la tónica general.

La Secretaria General del partido mantiene toda una señora pelea de gatas con nada más y nada menos que la Vicepresidenta del gobierno (¿esta chica cómo se las compone para estar metida en todos los fregados y salir con bien de todos?)

Cospedal cree que con ostentar el cargo que ocupa en el partido tiene la sartén por el mango, pero se ha dado cuenta que a la hora de la verdad le faltan los apoyos del pusilánime de su valedor, Rajoy.

Soraya Sáenz de Santamaría se ha ido haciendo con el poder a la chita callando. Aparenta ser un menudo frasco de esencias y ha resultado que el contenido es puro veneno de ése que una vez inoculado resulta mortal de necesidad porque no tiene cura. Hace y deshace a su antojo sin que nadie le ponga freno, corta cabezas cuando le parece y sin mirar de quien es el cuerpo. Tiene el poder y lo esgrime en su mano cual espada del Cid, la temen más que a Rajoy y eso en Génova son palabras mayores.

Rajoy tiene el corazón “partío”, que cantaría Alejandro Sanz, entre las dos mujeres a las que les dio el control. A una el del partido, para liberarse de tener que mediar entre la caterva de soberbios y prepotentes que quieren ser y no son. A la otra le entregó en bandeja el gobierno, para poder tener más tiempo para leer el Marca. Las acometidas que Cospedal y Sáenz de Santamaría tienen impávido las contempla, allá se las compongan, pero que a él no le salpique.

Que Rajoy siga con su divertimento, que ya vendremos los votantes a mandarle a su casa para que sean sus hijos los que le hagan el show.

De momento nos marchamos a preparar el kit de manifestante para mañana, 1º Mayo. Volvemos el lunes, buen puente para todos.

Galiana

 

 

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Columna de opinión, Periodismo y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Los divertimentos de Rajoy

  1. Estos ya son verdaderos relatos para integrar una novela autentica de la actualidad española.
    Esperemos que estos no se salgan con la suya y queden barridos el 24 de mayo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s