Rosa Díez, la madrastra del cuento

avatar nuevo

El tema de los partidos políticos personalistas en este país no funciona y nunca lo ha hecho.

Rosa Díez, que lleva en política más años que Matusalén vivió, está demostrando de la historia reciente de este país, y eso que sólo tenía que habérsela estudiado desde el 78 aquí. Si lo hubiera hecho nunca hubiera llevado a UPyD al punto en el que está.

Por partes, que como siempre nos atropellamos y más si lo que pretendemos es recordar nuestro pasado reciente.

La UCD fue creada por Adolfo Suárez, y gracias a ella pasamos de la Dictadura a la Democracia con una Transición que no fue tan fácil como nos han hecho creer, que tuvo sus defectos pero en la que se hizo todo lo que se tenía que hacer dadas las circunstancias del momento.

Suárez, una vez que se vota la Constitución, se creyó lo que no era y no dejó que nadie de su partido le rechistara lo más mínimo. La cosa acabó como el Rosario de la Aurora. Los del partido de centro fueron haciéndole el vacío y se vio en la obligación de dimitir de todos los cargos de su partido. UCD en las siguientes elecciones, y ya sin Suárez se fue a hacer puñetas. Solo los leales al Presidente le siguieron a su nuevo partido personalista, el CDS, el resto se enroló en Alianza Popular.

Volvamos a Rosa Díez, que para eso estamos aquí. Ella fundó su propio partido, como hizo Suárez, abandonando al PSOE una vez fue derrotada por Zapatero en su elección a la Secretaría General. Podía haber demostrado que sabía perder, como hizo Bono, pero no, se cogió el cesto de las chufas y decidió fundar la formación magenta para que nadie tuviera que toserle nunca.

UPyD ha venido ocupando ese espacio en el que los descontentos con la izquierda y la derecha encontraban acomodo, y ella siempre ha jugado con esta ambigüedad que, a decir verdad, hasta ahora le ha funcionado. Hasta que han llegado Podemos y Ciutadans utilizando su misma técnica, echándola a un lado.

Antes de las elecciones andaluzas, Albert Rivera y los suyos le tendieron una mano, ella se dedicó a marear la perdiz lo que no está escrito y cuando se cansó de ello, viendo la cercanía de los comicios andaluces, les dijo a los de Ciutadans que con ellos ni a la puerta de la calle.

No vamos a hacer sangre con los resultados del 22 de marzo, pero la lideresa de los magenta ya podía haber reflexionado y entonar un mea culpa en lugar de sacar la prepotencia y la soberbia de la cual lleva más de treinta años haciendo gala.

A día de hoy, UPyD se disuelve como un azucarillo en un vaso de agua y Rosa Díez no tiene ni idea de cómo pararlo, porque reconocer que se ha equivocado no entra en sus planes, lo cual nos lleva a decirle a la lideresa de los magenta que para este viaje no necesitábamos alforjas.

No sabemos qué va a pasar a día de hoy con UPyD, pero no estaría de más que Pablo Iglesias y Albert Rivera tomaran nota y se dejaran de soberbia y prepotencia, de las cuales van más que sobrados, no vaya a ser que terminen de la misma manera que parece lo hará Rosa Díez.

Galiana

 

 

Anuncios

Acerca de Galiana

Escritora
Esta entrada fue publicada en Columna de opinión, Periodismo y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Rosa Díez, la madrastra del cuento

  1. Zas, en toda la boca del estómago…Y vayan tomando nota los ‘podemistas’ y ‘ciudadanospp’
    Magnifica la crónica, por no decir genial, que lo es.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s