Entre pillos anda el juego

avatar nuevo

Toda la semana cargando con el sambenito de las grabaciones que el comisario Villarejo le hizo a Ignacio González, cuando éste fue de pardillo y largó en una cafetería madrileña los líos de su ático de Marbella allá por el 2011.

Por partes, que aquí hay para todos los gustos y sabores.

El tema del ático del actual Presidente de la Comunidad de Madrid está sobreseído, nadie va a enchironarle por el mismo, porque, de momento, en este país las leyes no afectan a la ética, de hacerlo no tendríamos cárceles para tanto sinvergüenza.

Que después de cuatro años las grabaciones salgan a la luz demuestra el compadreo descarado e interesado de algunos políticos con algunos medios de comunicación. Este tema mejor ni tocarlo, no vaya a ser que más de uno se dé por aludido y empiece a argumentar razones que solo ayuden a enlodar más el asunto.

Hasta ahora y gracias a las dichosas grabaciones tenemos confirmado que Ignacio González mintió, que el asunto se olvidó en un cajón, a pesar de la gravedad, hasta que ha sido oportuno traerlo a colación. Pero sigamos, que aquí como en aquellos dibujos animados de Super Ratón: “No se vayan todavía… que aún hay más”

Nadie ha puesto sobre la mesa que a día de hoy tenemos a un Presidente de Comunidad Autónoma, al que ciertamente le quedan dos telediarios al frente del cargo dado que no le consideran digno de confianza como dejar que se presente a las elecciones del 22 de mayo próximo, mentiroso, cobarde, y al que le podrían caer una serie de imputaciones delictivas que no citaremos, paseándose tan fresco con aire de matón de serie B.

A un Ministro de Interior que para controlar lo que pueda hacer o no Ignacio González, ha decidido tomar cartas en el asunto, al estilo de PP indudablemente. Expliquemos esto que luego el personal se nos enfada.

Fernández Díaz ha puesto unos cuantos funcionarios de su Ministerio a hacer averiguaciones sobre la vida y milagros del comisario Villarejo, porque será causalidad que su nombre aparezca junto a muchos “genoveses”. Desde Interior nos dejan claro que este comisario forma parte de la herencia recibida, porque Rajoy y los suyos en 2011 no habían desembarcado en Moncloa todavía, y no tienen nada que ver con los chanchullos que este señor pueda o no tener.

En este orden de cosas, y dado que la situación nos parece digna de un vodevil con tintes berlanguianos, nos asaltan algunas cuestiones: ¿En el tiempo que González va a permanecer como Presidente de la Comunidad de Madrid, y ante el abandono de sus suyos, no le dará por “tirar de la manta”? ¿Arriola ha calculado los daños colaterales que un posible “cante por soleares” del defenestrado González puede ocasionar a Rajoy en las generales?

Ante este panorama solo se nos ocurre pensar ¿Qué hemos hecho para merecer esto? ¿Seremos alguna vez un país decente y no una panda de picaros Lazarillos?

Volvemos el lunes, seguramente con nuevas aventuras y desventuras de nuestros políticos más ilustres porque estamos en campaña electoral, y ya se sabe que en política vale todo.

Galiana

 

Anuncios

Acerca de Galiana

Escritora
Esta entrada fue publicada en Columna de opinión, Periodismo y etiquetada , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Entre pillos anda el juego

  1. Qué país…qué vergüenza ¿hasta cuando? NO se salva ni Dios!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s