El show debe continuar

avatar nuevo

Se acabó el culebrón del PP sobre quienes serán los candidatos a las alcaldías y a las comunidades autónomas, salvo en Cantabria donde el candidato ha querido pasar una especie de primarias antes que aceptar la “dedocracia rajoniana”.

El mérito de Rajoy respecto de las designaciones de Madrid estaba en ver hasta donde era capaz de aguantar, y en demostrarnos a todos la clase de tragaderas que tiene. Decimos tragaderas porque en apariencias tanto Esperanza Aguirre como Cristina Cifuentes han sido señaladas pero para que el dedo lo hiciera han tenido que pasar la de Caín juntas y por separado. Por cierto, entre ellas la empatía que demuestran, cara a los medios de comunicación, es pura fachada porque se las tienen tiesas cada vez que no hay cámaras delante.

Por partes, que ya nos estamos amontonando como de costumbre y luego nos acusan de no explicar las cosas como se deben explicar.

Rajoy no quería a Esperanza para la Alcaldía ni “jarto de vino”, pero la lideresa es mucha lideresa y puso sus avales sobre la mesa, que no son otros que los que “no conoce” el juez Ruz de la Trama Gürtel y que afectan directamente a la planta noble de Génova. Rajoy se sometió limitándose a pedir la cabeza de González, lo cual a Aguirre se la ha refanfinflado siempre.

Una vez estaba claro que Esperanza debía ser la candidata a la Alcaldía de Madrid, y para evitar que hiciera un Gallardón en el Palacio de Cibeles, había que ponerle una correa y ahí estaba la candidatura de Cristina Cifuentes a la Presidencia de la Comunidad. Lo que no sabemos es si la hasta ahora Delegada del Gobierno se hizo con el puesto gracias a su buena relación con la Vicepresidenta o necesitó de la ayuda de Pablo Casado, que parece ser el niño bonito de Soraya Sáenz de Santamaría.

La jugada, respecto de Cifuentes, Rajoy quiere que salga bien, pero respecto de Aguirre se la trae al pairo porque si la lideresa de los madrileños se estrella acaba de un plumazo con el “aguirrismo”, y soportar a Carmona cuatro años de alcalde es un mal menor.

Alguien debería decirle a Rajoy que éste no es el mejor modo de quitarse a Aguirre de encima, porque Esperanza es como la hidra, le cortas una cabeza y le salen dos.

Habemus candidatas por el PP para la Alcaldía y la Presidencia de la Comunidad de Madrid, y como diría Freddy Mercury, el show debe continuar.

Galiana

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Columna de opinión, Periodismo y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a El show debe continuar

  1. Cuando he terminado de leer tu artículo, he ido directamente a escuchar a Freddy Mercury, y no he tenido más remedio que corroborar que eres una gran periodista y escritora.
    Gracias. Muchas gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s