Los andaluces piden paso

avatar nuevo

Susana Díaz es lista, o va de lista por la vida. También es ambiciosa, lo cual dentro del mundillo en el que ella se mueve es de lo más habitual, pero eso sí, alguien debería decirle que lleve cuidado no vaya a ser que traspase los límites corrientes de la ambición y termine como Gallardón.

La lideresa de los socialistas andaluces está convencida que tiene arte y oficio para ser algo más que la Presidenta de Andalucía. En su punto de mira está, desde hace tiempo, el pasar a la historia de este país siendo la primera mujer presidenta del Gobierno.

No vamos a criticar sus sueños, sus ambiciones, o llamémoslo x porque son aspiraciones de lo más licito, lo que se nos atraganta, y mucho, es la forma en la que pretende hacerlo.

Haciendo un poco de memoria, no demasiada, en las cacareadas primarias a la Secretaría General de los socialistas, alguien le sopló en la oreja que ella podía ocupar ese lugar, que para mandar en el partido se necesitaban los millones de votos de los andaluces. Susana decidió que Pedro pusiera la cara, por si se la partían, y se conformó con no dar el paso hacia delante por aquello de que si el experimento del “nuevo mirlo blanco” no salía bien poder estar al quite sin mancha alguna.

El caso es que Pedro Sánchez ha devuelto, con muchos peros eso sí, la ilusión a muchos de los suyos, con lo que la lideresa de los socialistas andaluces ve que su camino a Moncloa se va alargando más de lo que deseaba.

Dicho todo esto y resumiendo, que ya nos estamos extendiendo demasiado, Susana Díaz convocará elecciones anticipadas en Andalucía porque con ello sus expectativas de viajar a Madrid se acrecientan y puede vender que lo hace por el bienestar de los andaluces.

El posible adelanto electoral le supone matar dos pájaros de un tiro. De un lado se quita de un plumazo a los incomodos compañeros de cama de IU que tanto la están acogotando en esta legislatura. De otro desacelera la irrupción brutal y agresiva de Pablo Iglesias y los suyos, quienes han cogido carrerilla en el feudo que regenta la lideresa andaluza merendándose a los de Alberto Garzón sin problemas y amenazando seriamente con devorar a los socialistas en cuanto se descuiden lo más mínimo.

En este orden de cosas a Susana Díaz le queda un largo camino por delante, primero tiene que convencer a los andaluces que es la idónea para defender sus intereses sin que éstos sospechen que les está utilizando para dar el salto a Moncloa, lo cual no es nada fácil porque los de más debajo de Despeñaperros pueden ser muchas cosas pero tontos no.

Dejando a un lado las ambiciones de Susana Díaz, las complicaciones que conlleva un adelanto electoral y el hecho que vamos a terminar hasta el gorro de tanta votación, no podemos dejar a un lado la cuestión de su embarazo.

Vaya por delante nuestra felicitación por el mismo, pero un pequeño apunte antes de cerrar por hoy. El día que una mujer anuncie que está embarazada y nos limitemos a darle la enhorabuena en lugar de preguntarle si podrá continuar desempeñando su trabajo, ese día… ese día habremos avanzado mucho en los temas de igualdad entre mujeres y hombres.

Galiana

Anuncios

Acerca de Galiana

Escritora
Esta entrada fue publicada en Columna de opinión, Periodismo y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Los andaluces piden paso

  1. Fantástica forma de decir las cosas con claridad. Enhorabuena.
    Estoy totalmente de acuerdo con todo lo que dices y todo lo que insinúas.
    Los posibles en política.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s