Quien ríe el último, ríe mejor

avatar nuevo

Vivimos en un país que hace tiempo se fue al carajo no, lo siguiente. Con un Gobierno que se ha dedicado los tres años de esta legislatura a recortar derechos y libertades en el nombre de esta crisis que no se acaba, aunque la verdad es que lo ha hecho al dictado de los intereses de Merkel.

En este último año de legislatura en lugar de hacer algo por los ciudadanos toca año completo de campaña electoral, donde ningún político va a mirar por el país sino por sus propios intereses.

De aquí a mayo, que serán los comicios autonómicos y municipales, asistiremos al bochornoso espectáculo de cortar cintas y hacer inauguraciones que nada aportan a los ciudadanos, pero que tienen la finalidad de que quien está en el poder recabe votos, el resto de partidos políticos durante este tiempo nos bombardearán con mítines donde exhibirán programas cuyo cumplimiento es más que dudoso.

Nos plantaremos en el mes de junio y la ciudadanía habrá perdido seis meses en que quienes tienen que mirar por lo de todos sólo hayan mirado por lo suyo propio. Pero eso sí, algunos se estrenarán y otros repetirán en su puesto de alcalde o presidente de comunidad autónoma.

El año electoral no termina aquí, ¡qué va! En Catalunya el 27 de septiembre hay convocadas elecciones, largo lo han fiado Artur Mas y compañía, y durante estos 9 meses los catalanes verán cómo lo suyo no importa, sólo importa saber quién controla el Gobierno de la Generalitat.

Aún restarían dos meses del año. Y podríamos fiar que, por fin, los mandamases de este país se van a dedicar a ser servidores públicos, y poner a los ciudadanos donde hay que ponerlos, es decir, lo primero de todo. Pero va a ser que no.

A finales de año tenemos elecciones generales, lo que significa que durante todo el año el PP hará lo posible por parar su sangría de votos. Pedro Sánchez y los suyos se habrán vuelto micos tratando de ocupar el lugar que el socialismo siempre ha tenido. Izquierda Unida, que de unida cada vez va teniendo menos, se dan con un canto en los dientes si de aquí al 31 de diciembre han mantenido el tipo. Rosa Díez en mayo sabrá si los suyos han sido fagocitados por Ciutadans y Albert Rivera le ha aplastado la cabeza. Por supuesto, veremos si Pablo Iglesias y los suyos son algo más que lo que dicen las encuestas, porque de novios somos todos muy guapos, pero de maridos… ya veremos.

Estamos en campaña electoral y eso anula la capacidad de todos los que se llaman servidores públicos de pelear por los ciudadanos y les hace creerse que tienen el derecho de convertirles en simples votos.

Los ciudadanos tenemos 365 días para darnos cuenta de todo esto, hagamos realidad el dicho de “quien ríe el último ríe mejor”.

Galiana

 

 

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Columna de opinión, Periodismo y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s