Miradas furtivas: Ciento y uno

avatar José

 

Ahora resulta que todo el mundo conocía los donuts dálmata, como si fueran los más habituales del mercado, como si todos los maderos neoyorquinos los tomaran en sus rondas por el Bronx, como si jamás hubieran existido los donuts de azúcar… pero, cuando se me metieron en el ojo desde una repisa en un supermercado, me llenaron de exotismo guloso y goloso. Sólo las apreturas de los botones de mi chaqueta me impidieron, maldita sea, caer en la tentación.

 

12donutsdálmata

 

 

@JoseRaigal

Anuncios

Acerca de Galiana

Escritora
Esta entrada fue publicada en Fotografía, Miradas furtivas y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Miradas furtivas: Ciento y uno

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s