En Navidad también tenemos corrupción

avatar nuevo

 

A las puertas de la Navidad y tenemos más casos de corrupción sobre la palestra. No, no somos un país corrupto, por mucho que Cospedal se empeñe en intentar hacernos creer lo contrario, somos un país donde algunos que se dicen Servidores Públicos meten la mano en lo de todos a saco, y para muestra un botón o los que hagan falta.

La Gürtel sigue su camino en cuanto a ampliar imputados. La rama valenciana de esta trama ha añadido gracias al Juez Ceres al ex conceller Vicente Rambla, el diputado autonómico Ricardo Costa y los ex dirigentes del PP Cristina Ibáñez, David Serra y Yolanda García, así hasta completar una veintena de nombres todos ellos procesados por delito electoral y falsedad. Junto a ellos tenemos a ilustres empresarios como Enrique Ortiz, imputado también en el Caso Brugal, y Vicente Cotino.

En Valencia las navidades a más de uno se le han atragantado pero en Catalunya los Pujol-Ferrusola tampoco van a tomar el turrón en paz. Marta Ferrusola, la matriarca del clan, y 3 de sus hijos resulta que de tener una Declaración de la Renta con devolución de más de 7.000 euros han hecho una complementaria donde han tenido que pagar 1,75 millones de euros. Cada cual que piense lo que quiera, pero por si esto no fuera para pensar que algo huele a podrido resulta que el menor de la familia podría llegar a ser declarado “facedor de milagros”. Oleguer, con unos pases mágicos, convirtió sus ingresos de 4,9 millones de euros en un año en 9,5 millones de euros.

Aquí no queda la cosa, porque si uno no se pasa por Madrid parece como que el mapa no está completo.

En asunto del tranvía de Parla se está llevando por delante a mucha gente en la que Tomás Gómez había depositado su confianza. Lo curioso es que el líder del PSM no está pringado porque en el momento clave el que por entonces era el Regidor de la ciudad se salió del Pleno. Todo como esa escena en las pelis en la que uno va a ver un expediente al que no puede tener acceso por el tema de la confidencialidad entre el cliente y el abogado, y éste se sale al baño y luego se hace el loco. El asunto de Gómez en Parla le puede pasar factura a Pedro Sánchez, a quien, por cierto, Susana Díaz no para de moverle la silla.

Con este panorama las Fiestas se presentan raras para algunos políticos, pero no es culpa de nadie sino suya por creerse que su cargo les daba impunidad absoluta.

Por otro lado, y dado que Cospedal no tiene muy clara la diferencia entre ser un país corrupto y uno donde algunos políticos están en esto por enriquecimiento personal, le diremos que un país corrupto es aquel donde los funcionarios para realizar su trabajo solicitan al usuario en cuestión que abone un extra por debajo de la mesa, y eso afortunadamente no sucede en nuestro país. Cospedal debería pedir perdón a los funcionarios por utilizarlos para tapar la mierda que hay bajo los alfombras de Génova, amén de hacer lo propio con sus compañeros de profesión al acusarles de ser correligionarios de Alí-Babá.

Galiana

Anuncios

Acerca de Galiana

Escritora
Esta entrada fue publicada en Columna de opinión, Periodismo y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a En Navidad también tenemos corrupción

  1. Aquí no pasa nada. Todo está en los bolsillos adecuados. Sinvergüenzas, no, lo otro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s