Una más de cabras saltando en el cajón

avatar nuevo

 

España ha sido y sigue siendo un país de pandereta y de cabras dando brincos sobre un cajón en las esquinas al son de una musiquilla machacona para divertimento nacional.

El personal ha estado pendiente, como si nos fuera la vida en ello, de cómo cierta tonadillera, condenada por blanqueo de capital, entraba en la cárcel, de sus primeras horas de estancia en la misma, y todo lo que ello conlleva. Llegará un día en que veamos que quienes tienen penas privativas de libertad ingresan en prisión con independencia de quienes sean, y no se dedican a hacer “un Fabra”.

Como el personal debe necesitar más “carnaza” que el “enchironamiento” de Isabel Pantoja, el entierro de la Duquesa de Alba ha aportado una buena dosis de morbo a esto de tenernos entretenidos. Debe ser que todavía no hemos comprendido que los nobles son como todos los mortales, su imponente patrimonio y sus títulos no les eximen de morirse.

Una cantante entre rejas, una duquesa enterrada y nos faltaba algo más. Para quienes esto de la copla no les vaya, y lo de la nobleza les dé repelús, “el pequeño Nicolás” completa una terna que nos define como país mucho mejor que pudiera hacerlo cualquier entendido en el modus vivendi de los españolitos en los últimos 30 años.

El muchachito en cuestión tenía por afición el pasearse por los lugares de relumbrón presumiendo de amistades hasta que la policía le detuvo acusándole de nadie sabe muy bien qué. Tras estar unos días calladito tratando de digerir el susto inicial recibido, el niñato pijo engominado no ha podido resignarse a hacer mutis por el foro. Ha decidido que lo suyo es estar en el candelero, y como ya no hay sitio que le permita la entrada no le ha quedado otra que hacer lo que hacen todos aquellos que necesitar fama, así que le tendremos por los medios de comunicación contando sus desventuras como agente externo del CNI, cómo tenía contactos con la Casa Real, y mil y una paparruchadas más, a todo aquel que esté dispuesto a seguir alimentando sus ansias de notoriedad.

Lo de entretener el personal con estos personajes podría ser hasta divertido si no fuera que el país tiene otros problemas mucho más importantes que resolver, pero vamos, ya si eso se pondrá el gobierno a solucionarlos, que para eso esta semana Rajoy va al Congreso y al Senado a explicar cuál es su postura ante la cuestión catalana y la corrupción.

Hablando de corrupción, vale que España ha decidido ponerse la medalla de ser los mejores en este tema, pero como en todas partes cuecen habas nuestros vecinos portugueses no quieren ser menos que nosotros.

Quien fuera primer Ministro de los lusos, José Sócrates, tiene algún que otro problemilla con la Justicia porque parece ser que tiene tendencia a hacer lo mismo que algunos políticos españoles, pensar que incrementar su patrimonio personal a costa de lo que es de todos es un deporte nacional.

Es lunes, esperemos que durante la semana Rajoy al menos nos dé explicaciones en el Congreso y en el Senado sobre el no referéndum de Catalunya y la corrupción, como las debe dar un Presidente de Gobierno que quiera ejercer como tal.

Galiana

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Columna de opinión, Periodismo y etiquetada , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Una más de cabras saltando en el cajón

  1. Esperemos que las explicaciones Rajoy las de ya de una vez…de cualquier cosa, pues hasta él mismo dice que no se explica…a ver si aprende al menos que para que el mismo se entienda…país!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s