El último servicio del Fiscal General del Estado

avatar nuevo

Artur Mas la ha liado pardísima, no solo por poner sobre la mesa el tema del independentismo en Catalunya sino porque, gracias al inmovilismo de Rajoy, ha abierto una crisis institucional en el país de las que hacen época.

No culpemos al President de la Generalitat de la situación actual más que nada porque quien metió al Tribunal Constitucional para que se pronunciara sobre la Ley de Consultas Catalana fue el Gobierno. A día de hoy el Alto Tribunal todavía no ha emitido fallo sobre su constitucionalidad. Tampoco es culpable Mas de la injerencia de la Fiscalía en la cuestión catalana una vez pasado el no referéndum.

El Gobierno, incapaz de tomar decisión alguna, decidió pasarle la pelota a la Fiscalía General del Estado montando con ello el lío padre.

Alicia Sánchez-Camacho ya adelantó que el asunto de la celebración del no referéndum sería correspondido con una querella contra Mas, Ortega y Rigau. La querella se iba a poner más que nada porque al Gobierno Central le sentó como una patada en la boca del estómago la foto del President en el atril en plan triunfador, y algunos miembros PP, no olvidemos que es el partido en el gobierno, exigieron la cabeza de algún pez gordo por haber permitido que se llegara tan lejos.

Estos son los antecedentes simplificados para llegar al momento en que la Fiscalía del Estado se ve envuelta en la cuestión catalana sin comerlo ni beberlo. Con lo que el Gobierno ha convirtiendo el circo de tres pistas que habían organizado Mas y Rajoy en un despiporre descomunal.

Por partes, que ya estamos haciendo spoiler.

El Gobierno le dijo a la Fiscalía de Cataluña que investigara si Más y su Govern habían cometido algún delito el 9-N. Los Fiscales no encontraron delito alguno, con lo cual no había lugar para interponer una querella. ¡¡¡ Y ya la hemos liado!!!

El Gobierno quiere una querella a como dé lugar para poner a Mas en su sitio, y le toca a Torres-Dulce, a la sazón Fiscal General del Estado, mover ficha.

Por mover ficha entiende el Fiscal General del Estado obligar a José María Romero de Tejada, Fiscal Superior de Catalunya, a presentar una querella contra Artur Mas, la Vicepresidenta de la Generalitat, y la Consejera de Educación por los delitos de prevaricación, desobediencia, usurpación de funciones y malversación de fondos públicos, en el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña.

Torres-Dulce con esta orden lo que está es haciéndole el trabajo sucio a Rajoy. Al Presidente del Gobierno lo de tratar un tema que tienen soluciones políticas con soluciones judiciales le parece fetén dado que así se quita el problema de encima. Lo de que el personal veamos que el Gobierno injiere, descaradamente, en la Justicia se lo pasa por ahí mismo.

De momento Torres-Dulce le va a hacer este último servicio al Gobierno, una vez lo lleve a cabo será sustituido en el cargo, que ya se están ocupando de ello en Moncloa.

Galiana

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Columna de opinión, Periodismo y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a El último servicio del Fiscal General del Estado

  1. Una vez más y no es de coña, la Justicia se convierte en Pesticia por arte y magia de Rajoy, vaya presidente del Gobierno de España que por desgracia tenemos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s