La fecha del fin del contrato

De vez en cuanto le pido a Meri Vg.  su espacio para publicar uno de mis relatos, y ella me lo ha prestado en el día de hoy. Espero que os guste.

galiana escritora dos

La fecha del fin del contrato

Todos hemos firmado un contrato con fecha tasada, nadie lo tiene por tiempo ilimitado, eso todos lo sabemos. Lo que sucede es que no nos entretenemos en mirar la data porque tampoco es algo a lo que le demos demasiada importancia.

Resulta que quien suscribe ha estado ojeando el suyo. Las condiciones son leoninas, casi con seguridad que las de mi vecino del quinto son más o menos parecidas, y la letra pequeña por mucho que me he puesto las gafas de cerca es tan diminuta que no alcancé a leerla toda. En este orden de cosas me dio por fijarme en lo que hasta ahora había ignorado, la fecha de caducidad, y… ¡oh!, ¡sorpresa! ha resultado que el contrato es más corto de lo que tenía en mente, si es que alguna vez se me pasó por la cabeza pensar en ello.

No voy a negar que mi primera reacción fue sentir cómo de golpe se me paralizaban los músculos del cuerpo todos y a la vez, cómo la mente se me quedó en un blanco, los ojos se me abrieron como platos, y la boca parecía la entrada de una cueva por explorar.

Pasado el momento de estupor vinieron las reacciones.

De repente, sin yo quererlo, los minutos pasan más rápidos pero desde la quietud silenciosa de la calma que precede a la tormenta, ésa que no estallará porque ya no hay tiempo para que lo haga.

No solo el tiempo cobra dimensiones diferentes, la escala de valores se vuelve del revés, quizá ahora es como siempre debió ser pero no fue.

Las tonterías que me rodeaban han desaparecido por arte de magia, las he buscado debajo de la cama junto a los monstruos infantiles que allí todos guardamos y ni unos ni otros están. Los fantasmas del armario se han evaporado sin que ningún especialista haya venido para sacarlos del lugar donde llevaban años custodiados.

Los amaneceres huelen a complicidades, el café con leche me hace guiños descarados, y las tostadas me sonríen provocadoras. Los atardeceres tiñen las canas que nunca existirán, y la paz entra a chorros por la ventana aunque esté cerrada por el frío.

Conozco la fecha de fin de mi contrato ¿y qué? No voy a compartirla con nadie, prefiero ahorrarle a los que me quieren esas miradas que tratan de esconder su miedo a lo inevitable. No quiero que los míos se esfuercen por encontrar las palabras adecuadas sin darse cuenta que para estas situaciones el diccionario no tiene vocablos, los verbos no se conjugan nunca en el tiempo adecuado y la gramática siempre hace construcciones inapropiadas.

El contrato llegará a su fin en breve, antes de lo esperado. Toca recordar las luces y las sombras, reconocer que entre ellas la cosa nunca estuvo equilibrada y tampoco fue justa pero… fue un placer haberlas disfrutado.

La curiosidad mató al gato, ya lo decía mi abuela y él haber olisqueado mi contrato puede que no sea de las mejores ideas que haya tenido nunca, a lo hecho pecho, pero ahora que conozco el final no me arrepiento de haberlo hecho, ni de pedir perdón por guardar el secreto.

Lo de que me juzguen y me condenen lo doy por asumido, siempre pasa, pero no voy a negar que me importa un carajo porque lo mío nunca fue dar explicaciones ni tampoco se las pedí a nadie.

Cuando termines de leer esto no me busques para preguntarme por mi fecha, no voy a decírtela, e incluso negaré conocerla tantas veces como insistas en ello. Hazte un favor, no me sigas interrogando, preocúpate de tú fecha, que al fin y al cabo es la que te interesa.

Galiana

Anuncios

Acerca de Galiana

Escritora
Esta entrada fue publicada en Escritora, Literatura, Narrativa, Relatos y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a La fecha del fin del contrato

  1. …Que relato tan dolorosamente sorprendente. Vivir, sin pensar en ello, nos hace ser tan pueriles…

  2. clamorsegovia dijo:

    Otra interpretación de la letra pequeña de nuestras vidas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s