De una puñetera vez

España, el país del sí pero no, del ahora voy, donde todo lo dejamos a medias, donde el hay que se impone al hacer, donde el vuelva usted mañana nos parece de lo más normal, donde el surrealismo se ha sistematizado y hace tiempo la palabra política dejó de tener significado porque los políticos se han encargado de ello.

Visto lo visto, y a pesar de la cita con las urnas del próximo domingo, estamos en ese momento en el que nuestra pasión de luchar por los ideales va dejando paso al aburrimiento y la desgana, la abstención en las andaluzas lo dijo todo.

Hemos llegado a un punto donde le compramos a los políticos no lo que hayan hecho o dejado de hacer, aceptamos como argumentario electoral los insultos y las faltas de respeto hacia el oponente.

¿Esto es política? ¿Estos son políticos? ¿Esto qué mierda es?

Los políticos han convertido la política en un lodazal, en una concatenación de imposibles que aceptamos sin más. Nosotros idiotizados, abducidos, tragamos sin más.

Votamos el domingo, es el momento de pedirles cuentas por sus acciones. ¡Hagámoslo de una puñetera vez!

En esta ecuación no resuelta entre políticos y sociedad no estamos solos. Los medios de comunicación hacen un gran trabajo promocionando la bipolaridad entre pasiones e intereses a la que nos están llevando estos bocachanclas de medio pelo metidos a servidores públicos. Los de a pie nos dejamos arrastrar por promesas realizadas en caliente y no por hechos, tal vez somos incapaces de pensar fríamente a la hora de votar.

En este juego a tres bandas, políticos que nos venden banalidades, promesas vacías agitadas convenientemente; medios de comunicación que ofrecen titulares capciosos a sabiendas que el resto de la información no será leída salvo por una minoría, y una población bipolarizada entre la realidad hábilmente manipulada y las promesas.

Así es como acudiremos a la convocatoria electoral este domingo. Al menos deberíamos saber, o cuanto menos no ignorar, que los políticos (al menos los que tenemos en este momento) sólo quieren PODER, con mayúsculas, a lo bestia y de forma abusiva. Nosotros les importamos NADA, sólo nos tienen en cuenta para alcanzar su objetivo, exclusivamente para eso, somos de usar y tirar.

La cuestión no está en lo que ellos quieren hacer con sus vidas, sino en lo que queremos por y para nosotros, pero… ¿sabemos qué es?

Más allá de la bipolarización a la que nos han llevado, más allá de la cuestión entre las derechas y las izquierdas, más allá de elegir entre la indignación y la ofuscación, más allá de querer castigar a los nuestros por no cumplir con nuestras expectativas, de utilizar la abstención como pataleta.

Estamos dispuestos a plantearnos de una puñetera vez y sin tanto mamoneo ¿Qué queremos para este país? ¿Estamos dispuestos a buscar políticos que hagan POLÍTICA?

El domingo tenemos una oportunidad de oro, será mejor que no la malgastemos.

Galiana

Anuncios
Publicado en Columna de opinión, Periodismo | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 8 comentarios