Rajoy necesita vaselina

Ciudadanos es ya una hemorroide para Rajoy, y a poco que se descuide el PNV puede llegar a ser otra. Todo por culpa de los catalanes, ¡cómo se la están lidiando de parda al gallego!

Rajoy tiene que reaccionar, lo sabe. Necesita aprobar los PGE a como dé lugar, o su legislatura está muerta matá. Para evitar suicidarla es fundamental el apoyo de Ciudadanos y del PNV.

Los de Rivera han hecho saltar las alarmas en Génova tras el triunfo de Arrimadas en los comicios catalanes. Le van pisando los talones a Rajoy en cuanto a intención de voto en las encuestas. En el PP sienten su aliento en el cogote, sobre todo los jóvenes cachorros que ven peligrar sus puestos de confianza a manos de unos vendehumos, a los cuales no saben cómo quitarse de encima.

Los vascos lo tienen mucho más claro. Mientras no se levante el artículo 155 en Catalunya ellos no van a negociar ningún PGE con el gobierno de Madrid. Lo que viene siendo tenerles pillados por la entrepierna. Negociar lo que se dice negociar claro que están negociando y cada día que pasa añaden un beneficio más para Euskadi, y la lista de cláusulas a favor va siendo infinitamente larga.

Llegados a este punto la cuestión está en si le interesa a Rajoy convocar elecciones anticipadas.

Que nadie se eche las manos a la cabeza, porque sacar las urnas a la calle al líder del PP no le da tanto asco como parece. Le pone sobre todo cuando sabe que la izquierda, su enemigo natural, no sabe ni por donde se anda. ¿Acaso la otrora pareja de moda, “Los Picapiedras”, Pedro y Pablo, sabe alguien dónde están?

Con la izquierda marcándose un Wally, el único rival a derrotar sería Rivera.

Ciudadanos son de los que en encuestas siempre quedan bien, pero a la hora de la verdad, y salvo la honrosa excepción de Arrimadas, se desinflan como los globos.

Albert Rivera suele poner sobre la mesa la corrupción para enfrentarse a Rajoy. Ricardo Costa ha dejado claro ante el juez como era la financiación ilegal del PP en Valencia. Granados ha cantado que Aguirre reinaba ejerciendo de rana en su charca de Madrid, conociendo de primera mano a todos sus batracios, incluida la princesita Cifuentes.

Rivera debe tener cuidado si lo que quiere es hacerle un adelantamiento a Rajoy, y éste ya le está metiendo prisas para que cometa un error. Como se ciegue con lo del sorpasso puede que le suceda como a Iglesias con el PSOE, que al final se está diluyendo en nadie sabe muy bien qué, ni siquiera a Alberto garzón le está gustando cómo va el asunto.

Lo dicho, para las hemorroides ya se sabe que una buena vaselina obra milagros y Rajoy debería ir pensando en comprarla a kilos porque sin la aprobación de los PGE difícil tiene que la legislatura le dure cuatro años, aunque el líder del PP de peores ha escapado.

Galiana

 

 

 

Anuncios
Publicado en Columna de opinión, Periodismo | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 2 comentarios