La herencia que deja Wert

avatar nuevo

El nombramiento de Méndez Vigo como sucesor de Wert es el guiño que Rajoy le hace a la ultraderecha, como si no tuviéramos ya suficiente con Catalá, Margallo o Fernández Díaz. La Vicepresidenta para compensar tal afrenta ha encargado árnica para evitar que le salga sarpullido en los Consejos de Ministros.

Podemos entender que Rajoy quiera para sus hijos una educación conservadora, no solo lo comprendemos sino que lo respetamos, pero hacer lo mismo con los hijos que no son suyos no está nada bien. Colocar al frente del Ministerio de Educación a un ultraconservador del Opus, que piensa que el crucifijo tiene que estar presidiendo las aulas de la Escuela Pública, no, no señor, eso no es de recibo en un país aconfesional como éste.

La LOMCE para la Secundaria se aplicará en septiembre, y el caos lo tenemos garantizado. Cierto que el problema lo ha dejado Wert, y su sustituto no va a solucionar el entuerto, más bien todo lo contrario, a lo que llega es a complicarlo aún más.

A los problemas de la LOMCE el nuevo Ministro de Educación tendrá que añadir el lidiar con los problemas en diferentes federaciones deportivas, que lo del Deporte también va en el cargo.

Entre otros tiene el feo asunto del tenis donde el nombramiento de la Capitana de España lleva meses cuestionado por todos. Por si el asunto Gala León no fuera para nota, que lo es, las chicas de la selección nacional de fútbol han montado el pollo, y bien montado, con el machista del seleccionador nacional. Quereda, que lleva 27 años en el cargo, está en el ojo del huracán y salvo que le sostengan sus “agarraderas” lo suyo es que le manden a entrenar a las pelusas del pasillo de su casa. En el bádminton femenino tampoco es que el aire se respire limpio entre la actual campeona del mundo, Carolina Marín, y el Presidente de la Federación, David Cabello. Mucho orden en el deporte femenino va a tener que poner Méndez Vigo.

Por si la Educación no le fuera a dar quebraderos de cabeza con la entrada en vigor en secundaria de la LOMCE al Ministro, por si el Deporte femenino no le entretuviera lo suficiente este verano, en Cultura, la otra pata del banco que dirige, tampoco se lo van a poner fácil.

Lo del IVA al 21% fue la manera de joder este sector que tuvo Wert. Escritores, actores y gentes del mal vivir, que les llaman los ultraconservadores, van a seguir dando la matraca para que la Cultura no sea considerada un artículo de lujo en este país, que pueda ser accesible a todos. La razón es sencilla, a los españolitos nos hace falta tanto o más que el comer elevar nuestro nivel de la misma. Al PP no le interesa tener una ciudadanía “escribida y leída” sino unos ciudadanos aborregados, incapaces de discernir sobre ningún tema y por ello fácilmente manipulables.

Méndez Vigo tiene tarea en el Ministerio para dar y tomar. Cierto que no hará nada porque, total, para lo que va a estar en el convento con dejar pasar los días tiene más que suficiente.

Galiana

 

Publicado en Periodismo, Columna de opinión | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 2 comentarios